jueves, 25 de julio de 2013

Nuestro peor enemigo

Hola chicas!


Seguramente cuando leyeron el título del post del día les vinieron a la mente muchos nombres, aquella persona que nos hace la vida imposible, nuestro jefe, algún ex; etc... Sin embargo y aunque no lo crean yo descubrí a mi peor enemigo en días recientes, mi peor enemigo se llama ESTRÉS y es que no había dimensionado que tanto daño nos puede hacer hasta que mio cuerpo me dió mi primer llamada de atención; un desmayo... mismo que afortunadamente me sucedió en el trabajo, y digo afortunadamente porque si me hubiera sucedido en el trasporte público o en la calle no sé cuáles hubieran sido las consencuencias. Por suerte recibí atención inmediata por parte del Servicio Médico del lugar donde trabajo. Me tuvieron en observación y cuando finalmente me estabilizaron me enviaron con mi médico particular, el cual me dió mi diagnóstico: "Descompensación por estrés" Yo no sabía las consecuencias tan severas que esto puede tener en nuestros cuerpos hasta que me "leyeron la cartilla". En mi caso la glucosa se fue al piso, mi ritmo cardiaco bajo considerablemente y finalmente aparece el desmayo.



La recuperación de una descompensación no es sencilla, el cuerpo tarda en recuperar la glucosa y se requiere alimentar de vitaminas a nuestro organismo. Los pasos a seguir aunque no son nada complicados si requieren de nuestra disposición pero sobre todo que le tomemos la importancia que requiere. Con inyecciones de vitaminas y una alimentanción rica en azucares buenas son las que me han ayudado a recuperarme junto con una actividad por lo menos dos veces a la semana que sea de bajo impacto como yoga o pilates (no cardio). Pero nada de esto tiene efecto si nosotros no aprendemos a controlar el estrés, las presiones en el trabajo, con la familia, tu pareja, tus metas personales; son cosas que si no tomamos con calma nos pueden orillar a desconectarnos por completo de todo lo que nos importa.



Reflexionar sobre lo que me pasó y enfocarme en mi salud es lo que me a dado la inquietud de compartir mi experiencia con ustedes, ya que sé que al igual que yo no vemos tan mal el salir un poco mas tarde del trabajo, o no dormir bien, o enojarnos y ser aprehensivos y enfurecer con todo aquello que consideramos que no está bien en nuestras vidas. Un desmayo es lo más "barato" que nos puede suceder si no sabemos controlar nuestras emociones y sobre todo si no dedicamos tiempo a descansar y disfrutar más y quejarnos menos. Reconocer que no todo debe ser "perfecto" y realizar actividades que nos ayuden a liberar toda esa carga emocional que juntamos durante el día ayuda, se han puesto a pensar cuantas situaciones resolvemos diariamente? y si a ello le sumamos que al no sacar esas cosas de nuestros sistema se van acumulando y el resultado puede ser fatal.

No hay  maquillaje que logre ocultar una cara de cansacio extrema, no hay cuerpo que logré ocultar una descompensación y no hay recetas mágicas si no ponemos de nuestra parte.
Por ello te comparto algunos tips para liberarnos del estrés en la mayor fuerte de dónde lo generamos que es el trabajo:

1.- Conoce muy bien tus responsabilidades.
2.- Busca ayuda cuando la necesites.
3.- Ten horarios razonables.
4.- Exige una carga de trabajo razonable y aprende a delegar lo posible,.
5.- Ejercítate frecuentemente.
6.- Ríe y juega.
7.- Come saludablemente cinco veces al día.
8.- Duerme entre 7 y 8 horas diarias.
9.- Utiliza técnicas de relajación como la respiración profunda.
10.- Mantén comunicación con tu familia y amigos.
11.- Realiza activiades dentro de la empresa para socializar.

Recuerda que esto depende de ti, cuida tu cuerpo y mente. Aliméntalo de cosas positivas y saludables y no de lo contrario.

Todo en esta vida es temporal, así que, si las cosas van bien disfrútalas porque no durarán para siempre. Y si las cosas van mal, no te preocupes, no van a durar para siempre tampoco.




Un abrazo!
Bel!