jueves, 1 de enero de 2015

Bienvenido 2015

Yeaaaaaah! Bienvenido 2015 y bienvenidos todos los buenos deseos, propósitos, metas y cualquier destello de "querer ser mejor".
Este año como ya lo comente anteriormente estoy dispuesta a todoooo jiji... todo para que mi vida y en general y mi entorno sean mejor.
Algo que he notado año con año es que en nuestra insaciable sed de ser mejores y de tener los propósitos mas "nice" nos esforzamos en pensar en  aquello que nos gustaría hacer pero rara vez o casi nunca pensamos en lo que verdaderamente estamos dispuestos  a hacer para cambiar o para mejorar.
Esta vez prefiero ser sensata conmigo misma y con mi entorno y en lugar de describir doce despampanantes propósitos prefiero plantearme  unas cuantas metas realistas, alcanzables aunque no menos ambiciosas.

PRIMER META:
Agradecer; a veces nos cuesta mucho agradecer todo lo que tenemos, desde las personas que nos rodean hasta las cosas materiales. Juro que no hay nada que me haga feliz como agradecer porque puedo despertar al lado de los dos amores mi vida, mi bebé y mi esposo.
La vida no es perfecta y en ocasiones es muy complicado salir de los baches que nos presenta, pero te propongo algo... de ahora en adelante cada vez que quieras odiar al mundo, agradece por algo o por alguien. Tu vibra será muy diferente.

SEGUNDA META:
Come bien; no sean injustas, por favor. Hagan un esfuerzo chicas y planeen sus comidas.
No saben lo maravillosas que se van a sentir tan solo si se esfuerzan en comer saludablemente, si en lugar de papas fritas con salsa se toman un súper vaso de agua de frutas... De verdad no hay nada mejor que comer bien.
Me ha costado mucho trabajo pero los beneficios lo valen, me siento mucho más atenta a mi entorno, relajada, de buen humor...

TERCERA META:
Ignora; sí, ignora a todas esas personas o todas esas situaciones que te dejan con la panza entripada. Dejar de preocuparse o prestar atención a ese tipo de cosas se ve reflejado en un ahorro de energía impresionante. Vivir la vida va más allá de situaciones pasajeras y absurdas que solo te hacen enojar.
¿Un tip para lograrlo? Pregúntate ...¿Esto importará el año que viene? si la respuesta es no, ya sabes qué hacer.

CUARTA META:
Ríete: hasta hace un tiempo yo observaba cómo algunas personas lograban reírse con mucha facilidad de casi cualquier cosa... (sin llegar a lo bobo, obviamente), esas personas que de pronto al platicar se ríen y su risa te carga de buena energía. Bueno pues, yo no era de esas personas. Al contrario, podría decir que era muy grinch.
La verdad es que aún conservo algo de grinch pero trato de tomarme las cosas a la ligera, de reírme sin importar que a los demás les cause risa o no, sin importar que piensen lo que sea de mi.
Me río de lo absurdo de la vida, de lo mucho que la gente atiende detalles solo para quedar bien, me río de las cosas que no salen como las he planeado, me río de mis errores y de las sorpresas que de pronto me encuentro.
Créeme vivir con el seño fruncido no deja nada bueno.

QUINTA META:
Juega: sí, así como lo lees... Juega.
Juega con tu ropa, juega con tu peinado, juega con tus sobrinos, hijos, novio, perro, papás ...
Juega y diviértete, no importa a qué, simplemente busca la oportunidad de jugar y de cambiar tu energía, de canalizar todo aquello que te agobia y transformarlo en algo que te haga feliz.

SEXTA META:
Sueña: sueña despierta e imagina qué quieres para ti, sueña y deja que tu mente te lleve a donde tú quieres estar. Sueña con la casa, con la pareja , con el trabajo que quieres.
Permite que tu mente te guíe de vez en cuando y déjala soñar. Los sueños nunca se equivocan.

Este año para mi es diferente... este año los resultados también serán distintos porque estoy dispuesta a hacer las cosas de otra manera.

Espero tu también encuentres aquello que te haga feliz y luches por ello.
Mis mejores deseos para este 2015
Stef