lunes, 1 de octubre de 2012

Cáncer de emociones...

 
Comienza el mes de Octubre que nos recuerda una vez más la importancia de la autoexploración y el cuidado de nuestro cuerpo, también es excelente oportunidad para comercializar productos que apoyan esta causa y las grandes marcas inundan los centros comerciales con propuestas divinas.
Aún cuando todo esto suena romántico y seductor, el cáncer no lo es, ¿Cuántas de nosotras tenemos una amiga con cáncer? , ¿Cuántas hemos vivido esta enfermedad de cerca?
Es devastadaor escuchar a una amiga, hermana, madre, esposa, tía, prima, abuela, contar este tipo de historias, es triste y casi siempre desconcertante. Todos nos preguntamos siempre el porque de esta enfermedad...
Evidentemente no tengo la respuesta, pero lo que si tengo son muchas ganas de ayudar y acabar con este padecimiento. Hay muchas instituciones que hacen esfuerzos increíbles para salvar a muchas mujeres, las donaciones que realizan las grandes y pequeñas compañías son también muy valiosas; pero para mí las cosas son diferentes.
Aún cuando quisiera enfocarme en el tema del cáncer de mama, me gustaría abordar otros que son igual de importantes y que... tambíén causan cáncer.
Seguramente están pensando que me he vuelto loca pues no soy doctora y me atrevo a decir eso, pero afortunadamente no es así, aún no estoy loca y lo que trato de decirles es que hay mil cosas a nuestro alrededor que ocasionan cáncer y que parecen totalmente inofensivas.
 
Indiferencia:
Sé honesta y piensa  cuántas veces has contestado con una "ajá" a esa personita que nada más no toleras o igual hasta a tu mamá o a tu hermana cuando andas en "mood diva"... muchas ¿verdad? Pues dejame decirte que la indiferencia causa un cáncer muy difícil de curar; el cáncer del resentimiento. La tristeza o desilusión que le causas a las personas cuando simplemente "te vale" y no te involucras, cuando por cuidar tu corazón eliges ignorar en lugar de ayudar, de entender.
 
Vanidad:
Sí , ya sabemos que trabajas, vives sola o con tu pareja, atiendes tu casa, llevas tus gastos, tienes una maestría y hablas 3 idiomas además claro de tener un gusto exquisito para la moda, todo eso esta padrísimo, pero después de pensar en ti y voltear a ver a los mortales,  ¿Le has hecho algún comentario lindo a alguna amiga? Uno en serio, algo en lo que sabes que ella es buenísima, como cocinar o maquillarse, no el típico de "me encantan tus zapatos"... ¿Dejas a un lado tu "súper autoestima" para decirle lo lindo que sonrie o para recordarle que sus llamadas siempre te hacen el día? No , no me estoy volviendo gay, la verdad es que siempre encuentro buena compañía entre mis amigas y reconozco que cada una tiene cualidades por las que las admiro y respeto, y ¿Saben qué? no me da miedo decirles lo mucho que las quiero, lo mucho que aprecio sus comentarios y consejos.
No pierdo nada si dejo de mirarme al espejo y en lugar de eso las miro a ellas y las apapacho con un elogio. Piensalo bien... el cáncer de la vanidad no lleva a nada bueno.
 
Egócentrismo:
¿Escuchas tu voz más que la de los demás? ¿Juras que eres lo mejor que pudo pasarle al mundo? Diagnóstico: EgoCáncer...
Común y muy contagioso, basta con que te pregunten cómo estas  para que le des rienda suelta a todos tus conflictos y los expreses, desahogandote y aturdiendo a tu amig@ ahí presente.
Confieso que me encanta platicar lo que me sucede con mis amigas más cercanas , pero un
¿y tú cómo estas? no le hace daño a NADIE... Escuchar a las personas que están cerca de ti no solo se trata de parar la oreja, en muchas ocasiones lo que nos quieren decir esta escondido en sus ojos o en la manera en la que cruzan los brazos cuando les mencionas algún tema, a veces las personas queremos ser escuchadas pero no sabemos ni siquiera cómo comenzar a platicar lo que sentimos... Aprende a escuchar con todos tus sentidos, muestra interes por los demás!
 
Ambición:
Ya sé que la última colección de bolsas Coach esta brutalmente hermosa, que las botas de Tory Burch son un "must have" y que Sephora debería ser como nuestro supermercado favorito y poder comprar todo lo que necesitas "para la semana".
La  realidad es que solo un sector muy pequeño de la población tiene acceso ilimitado a todas estas delicias de la vida, pero eso no tiene porque marcar el grado de felicidad que posees,  aprende a querer lo que tienes, no te digo que seas conformista , pero mira a tu alrededor y observa que las cosas más valiosas que posees son regaladas, las personas que están cerca de ti, los amigos, la familia, tu pareja, los hermosos lugares que puedes visitar, la comida, la música y hasta tu perro.
Sí, el capitalismo vive en nuestro ADN pero eso no significa que debas frustrate o sentirte chinche solo porque no traes el reloj de moda...  
El Cáncer de la ambición se propaga con facilidad y lo peor es que nos deja ciegos.
 
Por último te invito a que hagas una reflexión acerca de los diferentes tipos de cáncer que podemos contraer en la actualidad y seas resistente a ellos.
Quiero también dedicar este post a todas las mujeres que luchan día a día en contra de esta terrible enfermedad, a aquellas que han ganado la lucha y también a las que desafortunadamente perdieron el combate.
Pido con todas mis fuerzas que el universo nos de a cada una de nosotras la fuerza suficiente para enfrentar cualquier reto y que sin importar lo duro que sea, tengamos la energía para levantarnos y seguir adelante.
Con mucho cariño:
Stef